Soporte Tecnico : 001-855-792-7671
Loading...

0

Usted no tiene artículos en su carrito.

Lesiones frecuentes de los ciclistas

viernes, 29 de enero de 2016 10:21:56 America/Mexico_City

 Nos encanta ir en bici, disfrutar de la carretera, el olor de los árboles y el ruido de las ruedas al romper con las piedras de los caminos. Llega el fin de semana e iniciamos una nueva ruta con todo por probar y descubrir, pero ¿estás seguro que cuidas tu posición?

Si practicas ciclismo de forma continua es fácil que estés arrastrando algún mal hábito y que a la larga pueda convertirse en una lesión. Así que vamos a repasar las lesiones más frecuentes de los ciclistas y cómo evitarlas.

Ciclista

Tendinitis de Aquiles

La tendinitis de Aquiles es una inflamación del tendón de la parte superior del talón, producida por un sobreesfuerzo del tendón. Si, tras analizar su entrenamiento, considera que no ha usado excesivamente la bicicleta y no ha hecho sobreesfuerzo en general con su cuerpo, lo más seguro es que sea por un mal ajuste de la bicicleta. Un sillín muy alto puede impedir el correcto movimiento del tobillo al pedalear y provocar así un sobreesfuerzo en el talón.

Consejo Garmin: tener el sillín a una altura que permita el movimiento completo del tobillo al realizar el ciclo del pedaleo. Y tratar la lesión con hielo y antiinflamatorios.

 

Tendinitis rotuliana

La tendinitis rotuliana es la inflamación del ligamento de la rodilla, producida también por un sobreesfuerzo del ligamento. En ciclismo, esta lesión suele ocurrir por llevar el sillín muy bajo o por mantener grandes marchas demasiado tempo. Esto hace que los glúteos no participen en el movimiento de la bicicleta, entonces los cuádriceps exceden su trabajo y cargan más la rodilla, originando la inflamación.

Consejo Garmin: eleve el sillín de la bicicleta para que los glúteos trabajen y varíe la cadencia de pedaleo creando distintas fases de intensidad.


Tendinitis-rotuliana

Clavícula fracturada o escafoides

Cuando nos caemos de la bici, solemos apoyar antes que nada las muñecas y los hombros. Por tanto, son el escafoides y la clavícula las partes del cuerpo que absorben la mayor parte del golpe y pueden sufrir fracturas. Esta lesión necesita atención médica inmediata. Es importante hacerse un chequeo completo ya que, en ocasiones, la fractura en el escafoides es menos dolorosa que la de la clavícula y pensamos que no está tan dañada.

Consejo Garmin: al sufrir una caída, intente no soltar el manillar de la bicicleta para que el impacto ha absorbido por todo el cuerpo y aliviando el impacto en zonas claves.

 

Molestias de sillín

Si no usamos una protección correcta para las piernas, el sillín puede dañar la parte interior del muslo por el roce y provocar escozor e irritación en la piel. También ocurre que si el sillín es demasiado ancho, la pelvis se puede ver forzada a realizar un movimiento de lado a lado mayor del recomendable.

Consejo Garmin: usar pantalones lo suficientemente largos y gruesos para evitar el roce de la piel con el sillín. Y use un sillín fino para que no tenga que mover tanto la pelvis.

 

Dolor de espalda baja

La excesiva flexión de la zona lumbar de la espalda da lugar a dolor en esa región, llegando incluso al atrapamiento del nervio y la ciática, que precisan de atención médica. Cuando la posición de conducción agresiva es prolongada, se fuerzan los músculos de apoyo de la zona, pudiendo lastimar la espalda.

Consejo Garmin: alimentación que contribuya a soportar este esfuerzo y rutinas de trabajo que fortalezcan la espalda, especialmente os lumbares.

Lumbalgia

Dolor de cuello

Al tener la cabeza extendida hacia delante, el cuello y la parte alta de la espalda soportan el peso de la cabeza. Esto produce opresión en el trapecio superior, que empieza en la base del cráneo y se ejecuta desde los lados del cuello hasta los hombros. También se puede resentir el cuello por la tensión de los músculos de los hombros y de los brazos al sujetar el manillar con fuerza.

Consejo Garmin: adaptar (o comprar) la bicicleta a sus medidas personales para no forzar ninguna posición. Subir el manillar y acercar el asiento evitarán extender tanto el cuerpo. Agarrar más suavemente el manillar ayuda a relajar los músculos. Y también debe realizar estiramientos antes de usar la bicicleta, así como fortalecer las zonas más expuestas.

Ante cualquier dolencia desconocida o persistente, es recomendable visitar un médico que le haga una revisión profesional y le indique con precisión un diagnóstico y la forma de recuperarse. Y nunca olvide escuchar a su cuerpo y no sobreexponerse.

Por último, no olvides llevar siempre tu Edge 1000, el dispositivo perfecto para todos los amantes de las bicicletas. ¡Mantén un control y resultados de tus entrenamientos!

 

Edge1000

 

 

Post Comments

You must be logged in to post a comment.

click here to log in